400.000 de dinero público jerezano para el templo de Santiago, mientras #Cáritas tiene los almacenes vacíos @Pontifex_es

Fuente: La Voz del Sur.

Estoy completamente indignado. En una ciudad como Jerez, con tantísimo paro, treinta mil personas más o menos, de una población de 200.000, el ayuntamiento cede 400.000 euros cuyo origen es la venta del agua de toda la ciudadanía de Jerez para la rehabilitación del templo de Santiago a la Iglesia Católica.

Utilizar el dinero obtenido por el agua de Jerez me parece políticamente obsceno.

Que el templo de Santiago necesita ayuda, nadie lo pone en duda. Pero que es más urgente que en Jerez se ayude a las más de once mil personas en Jerez ciudad y más de treinta y cinco mil en la diócesis que están siendo atendidas por Cáritas.

Continue Reading

Visitas de este post (135)

Democracia electrónica ¿para cuándo? – Le llaman democracia y no lo es.

lo-llaman-democracia-y-no-lo-esLe llaman democracia y no lo es. Esta frase a modo de lema y grito se ha repetido hasta la saciedad en muchas manifestaciones y concentraciones en España. Y llevan razón. ¿Somos una democracia real en España? Nos dicen que sí. Obviamente, no estamos en una dictadura como la franquista o la cubana, pero democracia, democracia, del todo, no es.

No puede ser democracia el que te llamen a votar a una lista de partidos cada cuatro años. Mucho menos es democracia que lo que se te prometa en las campañas electorales no se cumpla luego. O mucho peor, que se haga totalmente lo contrario de lo que se prometió. Esto debería ser penado por la ley. Similar a la falsificación de un documento público. Pero claro quien hace la ley es quien luego no cumple. ¡Difícil lo tenemos!

Escribo esto a raíz de la reflexión que hago por el referéndum catalán sobre la autodeterminación que la  Constitución española prohibe. Bueno, más bien prohíbe las Cortes españolas, puesto que ya sabemos, cuando se quiere, la Constitución se cambia en un pis pas.

Yo echo de menos más referéndum en España. Más consultas populares. Y no hace falta gastar tanto en consultas al uso con su urna. Mi pregunta es: ¿Para qué tenemos los DNI electrónicos? Basta con que el gobierno o la administración de turno quiera consultar algo para que cualquier ciudadano o ciudadana con su dni electrónico para evitar duplicidades pueda emitir su opinión.

Sí, es verdad que hay hacerlo bien: crear programas informáticos que garanticen la privacidad de las personas, el fraude, etc..

Continue Reading

Visitas de este post (144)

Cómo llego a mi vida el reiki y cómo la transformó

https://farm2.staticflickr.com/1255/539356682_eceb071dd3.jpg by eilon

Cuando mi hermana estaba enferma, antes de morir tenía muchos dolores, sobre todo, en las piernas. Yo me agobiaba porque veía que los medicamentos que le ponían no hacían el efecto suficiente y la morfina en mayor cantidad es perjudicial. Pero ella me pedía y no sabía por qué que le pusiera las manos en las piernas que le aliviaba. También las noche en las que me quedé me pedía que le tuviera cogida la mano. Yo sabía que tenía miedo y por eso quería estar unida a mí, pero no entendía cómo podía tener alivio en el dolor. Sí, lo más seguro era que fuese efecto placebo, pero el caso es que la aliviaba y eso era lo que importaba.

Ya después de su muerte se quedó en mí esa intriga de por qué poniendo las manos una persona se aliviaba. Yo había escuchado cosas de imposición de manos, pero no le había prestado mucha atención y me sonaba a curanderismo. A raíz de una entrevista en la radio a un maestro de reiki, José Luis, conocí en qué consistía esta técnica. Pero este maestro se fue lejos a vivir y perdí el contacto. De nuevo la vida me cruzó a mi amiga Nerina Thomas que vino de Argentina a España a un congreso de poetas andaluces, donde coincidimos. Y hablando, hablando, surgió no sé cómo el tema del reiki y me dió mi primera sesión de reiki, pues ella también era terapeuta de reiki.

La verdad que fue una experiencia mágica, sentí sensaciones que nunca había tenido antes y sobre todo me sentí muy bien.

Junto a Miguel Angel Atienza investigamos dónde aprender reiki cerca a nosotros y encontramos una asociación de practicantes de reiki en Puerto Real. Increíble. Dos grandes maestros, Pepe y Fernando nos enseñaron toda la base del reiki - ¡Y gratis! – a partir de ahí, vino el primer nivel, el segundo, y la maestría que debido a que no tengo tiempo por mis circunstancias, ese lo hice a distancia.

No hay palabras para agradecer lo que aprendí en Puerto Real y sigo aprendiendo a través de la red con ellos y estoy deseando liberarme del tiempo para poder ir de nuevo.

Continue Reading

Visitas de este post (260)

No es oración: es política #Iglesia #aborto

Cuando recen no hagan como los hipócritas, que gustan orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los hombres los vean. Ellos ya recibieron su premio. Tú, cuando reces, entra en tu pieza, cierra la puerta y reza a tu Padre que comparte tus secretos. (Mt 6, 5-6)

Así es como dijo Jesucristo a sus discípulos que había que rezar. Traigo esto a colación por enterarme de que un grupo de jóvenes católicos cuyo nombre no voy a pronunciar para hacerles publicidad van a ir a la puerta de una clínica donde se realizan abortos a rezar por los niños asesinados.

No voy a entrar otra vez en el debate de aborto sí o aborto no, ya conocen mi opinión y no es el sitio para discutirlo aquí. A lo que voy es a la utilización de la oración como herramienta política para utilizar un fin también, cómo no, político.

Definitivamente, una parte de la Iglesia ha perdido la cabeza y se dedica a hacer precisamente todo lo contrario de lo que pedía Jesús.

Utilizar la oración de este modo – que no es oración porque deja de serlo al hacerse de esta manera – es simplemente hacer un tipo de escrache contra un determinado objetivo.

¿Se imaginan ustedes a los cristianos orando públicamente delante de los sitios que no nos gustan? Rezar delante de los bancos dirigidos por católicos para que no sean tan avaros y mezquinos. Rezar en las puertas de las emisoras de radio y televisión católicas para que digan la verdad, sólo la verdad y nada más que la verdad, sin manipular ni ponerse del lado del poder. Rezar delante de los hospitales católicos no concertados para que la asistencia sea gratuita y puedan ser atendidos todas las personas, incluídos los pobres, recordando que las ‘obras de misericordia’  no se cobran. Rezar en las puertas de las parroquias donde sus sacerdotes han mantenido relaciones sexuales con menores de ambos sexos… no pararíamos.

Resumiendo, uno aquí se da cuenta que lo que menos importa es el aborto. Lo que menos importa es la oración. Lo que menos importa, visto lo que ocurre después, es la vida del niño nacido que pasará hambre y necesidad ante la mirada impávida de los ‘provida’ ( como si alguien en la humanidad con dos dedos de frente no lo fuera) que callarán ante los niños en las guerras, los expulsados en los desahucios o los que irán a un comedor escolar – donde haya – para poder comer.
Lo que importa es el poder, el poder que se consigue a través de la política. Como este acto que van a hacer estos jóvenes. Que no es oración, sino política pura y dura. Y desde el punto de vista del Evangelio, un pecado mortal como la copa de un pino.

Visitas de este post (138)

Sebastián en la Laguna de @ElPutoJacktwist. Cuando tu libro, deja de ser tuyo para ser de los demás.

Los tiempos cambian que son una barbaridad. He pasado de ser Huckleberry Finn a Don Hilarión. Mi primer libro, un cuento: el patito feo (no pierdan de vista este enlace), como un déjà vu, sin saber lo que era, me descubrió que los libros tenían autores. Andersen. Nombre mágico que me hizo leer, y sobre todo, llorar y asustarme. Vinieron muchos más. Julio Verne: me hizo soñar y aún sigo soñando con balas de cañón en la Luna, veinte mil leguas en un submarino o con viajar en una balsa dentro del volcán Strómboli.
Los autores, aquellos tan lejanos que nos hicieron personas. Leías, mirabas en la solapa al autor, porque te daba muchas pistas de por qué escribía así o había escrito ese libro. Luego le seguías, si te gustaba. Te hacías fans de los autores: yo cuando era Huckleberry Finn era fan de Julio Verne, de Enid Blyton, de Agatha Cristhie cuando crecí …
Hoy los tiempos han cambiado. Hoy conoces al autor antes gracias a las redes sociales. En algún momento el autor comenta algo que te dice tengo que leer ese libro. Es el autor el que te lleva a su libro. No el libro el que te lleva al autor.
En este caso, es José Luis Serrano – y perdónenme porque tengo que poner ahora la BSO de Brokeback Mountain para seguir escribiendo –

(@elputojacktwist en twitter, ¿entienden ahora? ) el que un día en su perfil de Facebook dijo algo así como que ‘Ya está el libro en las librerías, a partir de ahora el libro es vuestro’.
Yo creía que el libro era de los autores, per o no realmente, un libro cuando cae en tus manos, ya el libro es tuyo. ¿O no son míos porque forman parte de mi vida Huckleberry Finn, Tom Sawyer, los siete secretos, el capitán Nemo o Heidi? Sí, son míos, como ya es mío Sebastián en la Laguna, el último libro de José Luis Serrano.
No voy a desvelar el argumento porque quiero que lo lean. Habla de un muerto que aparece en una laguna. Una laguna que no está muerta, que es una laguna muy viva. En particular, en algún momento he sentido que esa laguna ha sido la misma que yo he tenido en mi vida tantas veces: laguna con un niño asustado montado en un autobús escuchando por la radio que Cecilia había muerto en la carretera, descubriendo que por dónde en ese preciso instante iba, se podía morir. Laguna con un niño asustado también al lado de su madre, aprendiendo a tener miedo a esa carretera general que tenía tantos accidentes. Laguna de ese niño esperando ver ovnis las tardes de verano y que nunca vio. O que si vio. Laguna preludio de esos grandes miedos que te vendrían de mayor y que no tenían que ver con la carretera. Laguna de esos muertos también que viste, que sufriste, que lloraste, que se dejaron la vida en la otra carretera que no circulan los coches y que aún aparecen como fantasmas.
Sebastián en la Laguna ya es mío, como también sus personajes. Yo quiero que también sea vuestro. Léanlo. Cómprenlo. Compárenlo. Pero no busquen otro mejor porque no lo van a encontrar.

Visitas de este post (174)